Una vez más Essal fue sorprendida expulsando aguas servidas al río Rahue

Una vez más la empresa de servicios sanitarios de los lagos Essal fue sorprendida expulsando aguas servidas al cauce del río Rahue, esta vez, en las inmediaciones del puente Chauracawin, en las cercanías de la población Alday. 

El hecho se conoció el fin de semana en terreno por los miembros de la red ambiental ciudadana, quienes calificaron la situación como extremadamente grave y una falta prolijidad impresentable contra los habitantes de Osorno. La Empresa ESSAL entregó una respuesta tipo para estas situaciónes, con un comunicado que decía: “La activación de aliviaderos de emergencia tiene su origen en la incorporación irregular de aguas lluvias a los sistemas de alcantarillado. 

Esta situación esta contemplada en la ley y como una forma de evitar problemas sanitarios en las calles y domicilios, se autoriza la activación de aliviaderos de tormenta” La contaminación había pasado desapercibida hasta que vecinos denunciaron el vertimiento de estas descargas domiciliarios como lo dio a conocer el presidente del grupo ambientalista Ricardo Becerra. 

 

Tras la denuncia la superintendencia de servicios sanitarios tiene un plazo de 10 días hábiles para responder a la red ambiental ciudadana escrita mediante un informe escrito. Mientras tanto que exitía un compromiso del subgerente zona de la sanitaria que este problema se iba a solucionar lo que hasta el momento no ha ocurrido, explico Becerra.

  

Pero cómo la red ambiental ciudadana de Osorno califica lo que está cometiendo essal en esta como en otras ciudades?. Según Ricardo Becerra es una gran negligencia que colmó la paciencia de toda una comunidad por una seguidilla de irregularidades.

  

Es más fue el propio presidente de la red ambiental ciudadana quien señaló que la empresa ha intentando frenar las denuncias por las contaminaciones que ellos realizan tratando de organizar actividades en conjunto como plantaciones de árboles, eventos familiares, a lo que ellos no han accedido bajo ninguna circunstancia.
Compartir en Google Plus

Acerca de La Voz De La Costa