Coordinan acciones para enfrentar crisis del agua potable en Osorno

Este fin de semana estuvo marcado por la crisis del agua. El paisaje dominical contempló personas comprando agua en supermercados, o posicionada en puntos de distribución llenando botellas y bidones, con caras de resignación. 

La Plaza de Armas se convirtió en un campamento, con carpas jamboree, camiones aljibes estacionados a la espera de controlar, monitorear y muestrear niveles de cloro antes de entregar el agua a la comunidad, estanques de agua y personas circulando en torno a la emergencia. Las escasas ventanas de aprovisionamiento de agua que han tenido algunos barrios, no cubre las necesidades, no ha llegado a todos los sectores, pero tampoco ha significado la situación catastrófica que pudo ser. 

La crisis ha mostrado lo buena y solidaria que pueden ser las comunidades, así como el egoísmo y falta de empatía con los más necesitados de algunos. Las autoridades han optado por agendar “puntos de prensa” para informar de los avances de ESSAL por normalizar la situación, que por lo general se traducen en conocer nuevos antecedentes de la falta de previsión en estos casos, como lo reconoció el Subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios quien afirmó que a la empresa le quedó grande el poncho.

 

El Intendente Harry Jurgensen, ha recalcado la implementación del llamado PLAN B, que consistió en remover todo el material de filtrado del agua y traer e instalar uno nuevo, para lo cual decenas de camiones se están trasladando a Osorno, tras el vaciado y limpiado de esas piscinas. La sanitaria se comprometió en la tarde de ayer entregar el cronograma que garantice la entrada en función del sistema para el día martes. 

 

En tanto, en una nueva conferencia de prensa ofrecida por las autoridades comunales y regionales la mañana de este lunes, se confirmó que el día martes comenzará la operación de la planta essal, por lo que en el transcurso del día miércoles el suministro debería retornar a los hogares de la ciudad de Osorno, que se encuentra sin suministro de agua desde el pasado jueves. Así lo informó tanto el intendente regional, Harry Jurgensen, como el gerente de operaciones de la empresa sanitaria Andres Duarte.

 

El intendente aseguró que las pruebas realizadas en la planta han sido exitosas respecto a la limpieza de la red de cañerías de agua potable. El proceso de restablecimiento será gradual, según indicó la autoridad, basado en la información que ha entregado la empresa essal.

 Además, hay un horario de “ventanas”, en que el suministro se entrega por lapsos de dos horas en los diferentes sectores de la ciudad, aunque hay que señalar que la presión de agua en estos periodos de ventanas ha sido muy débil.

 

Por su parte, la seremi de salud Scarlet Molt señaló que se deben mantener las precauciones en materia sanitaria, para evitar cualquier riesgo de contraer infecciones producto de la mala higiene de alimentos o de transmisión de enfermedades.

 

La seremi además recomendó que en los periodos de restitución, parcial o completa del suministro de agua potable, se debe dejar correr por unos minutos hasta que salga limpia, dado que en muchos casos se ha reportado la presencia de sedimentos o turbiedad en en agua.
Compartir en Google Plus

Acerca de La Voz De La Costa