Funcionarios de Aduana incautaron más de 5 mil productos falsos en local de Puerto Montt

través de un operativo encabezado por el Servicio Nacional de Aduanas y realizado en conjunto con otros servicios públicos y Carabineros, en un céntrico local de la capital de la Región de Los Lagos se logró incautar más de 10 mil artículos, entre juguetes, calzados, cosméticos, artículos escolares, artefactos eléctricos, entre otros, muchos de los cuales infringían regulaciones sanitarias y de seguridad para los consumidores, principalmente para los escolares. 

El operativo se gestó a partir de reuniones de coordinación previas lideradas por el Director Regional de la Aduana de Puerto Montt, Pablo Elvenberg Aleuy, y el Jefe de Fiscalización, Rony Ulloa, en las que participaron el OS9 de Carabineros y organismos fiscalizadores, como la Seremi de Salud, Seremi de Hacienda, el Servicio de Impuestos Internos y la Superintendencia de Electricidad y Combustible, incorporándose además la Gobernación Provincial de Llanquihue. 

El objetivo fue salvaguardar la seguridad de los escolares previo a su ingreso a clases, además de resguardar tanto la recaudación fiscal como la propiedad industrial en el comercio establecido en Puerto Montt. Tras el exitoso operativo, el Director Regional de Aduanas, Pablo Elvenberg resaltó el trabajo conjunto entre los servicios para proteger a la ciudadanía. 

“Es importante destacar que este operativo de fiscalización obedece a un trabajo coordinado entre los distintos servicios públicos de fiscalización presentes, demostrando un actuar planificado que responde a la alerta levantada por nuestra Unidad de Análisis de Riesgo, salvaguardando las leyes y regulaciones en el ámbito sanitario, de la propiedad industrial y de las obligaciones tributarias-aduaneras asociadas al comercio”, explicó Elvenberg. 

 El total incautado referido a infracciones a la Ley de Propiedad Industrial e Intelectual ascendió a 5.481 unidades, con una valorización aduanera estimada por sobre los US$11.300 dólares, asociados a un perjuicio fiscal por derechos e impuestos no percibidos que superaron los US$ 3.100 dólares. 

Las pesquisas determinaron que los productos incautados procedían de Santiago y su detección se logró porque la fiscalización que realiza Aduanas no finaliza al ingreso de las mercancías al país, sino que son parte del ciclo continuo de gestión de riesgo, siendo este operativo parte de esos procesos de fiscalización integral.
Compartir en Google Plus

Acerca de La Voz De La Costa