Consejo social pro comuna de Rahue: "históricamente el río ha sufrido extracción de áridos"

La caída de un segmento del puente Cancura dejó al descubierto las transformaciones del Río Rahue, principalmente por la extracción de áridos. Esta situación llevó a que las autoridades crearan la “Mesa de Recuperación del río Rahue en Cancura”, para atender la problemática instalada en el último tiempo. También desde diversas instancias ciudadanas se han levantado voces sobre este problema. 

Desde el Consejo Social Pro Comuna de Rahue, su presidente Omar Andrade, recordó que históricamente el río Rahue ha sufrido extracción de áridos. En el siglo 19 existía en Rahue una fábrica de loza de granito que se utilizaba en construcción de mansiones, edificios y calles, que ocupaban material del río. En 1950, en el sector Trichera una pala industrial mecánica extraía áridos, mientras en Puerto Aravena 200 ripieros extraían material del río, labor que abarcaba también el sector de Puerto Victoria y desembocadura del río Damas. En la década de los años 80, frente al estadio Alberto Allaire la maquinaria pesada del ejército hizo desaparecer una isla en el caudal del río, y otra empresa se instaló con faenas propias. 

 Hace cuatro años, con maquinaria recién adquirida, desde ese mismo lugar la municipalidad sacó material y los acopió en el camping Arnoldo Keim, señalaron desde Rahue Comuna. Por todas esas razones, Omar Andrade señaló que resulta extraño que aparezcan tantas voces hablando del rio Rahue sin ser rahuinos. 


 


Rahue no es un tema de protagonismo mediático, señala Omar Andrade, sino que para los habitamos el río es pertenencia, vivencia e identidad fundacional, lo que nos motiva a defender sus aguas ante hidroeléctricas, la contaminación de pisciculturas o escurrimiento de aguas servidas por empresas sanitarias o industrias. 


 


No se puede aprovechar de la situación del puente Cancura para apropiarse en forma politiquera de la situación de Rahue, agregó Omar Andrade.


  


El consejo Rahue Comuna señala. “, el terremoto de 1960, inconciencia de la gente y cambio climático, sedimentó y desniveló el normal escurrimiento de sus aguas, por tanto urge una sistemática y planificada limpieza del río, porque el progreso y desarrollo futuro de la ciudad así lo ameritan”
Compartir en Google Plus

Acerca de La Voz De La Costa