Greenpeace y fallo de la Corte Suprema: “El Estado y la industria salmonera engañaron al país”

Como "un duro golpe a la credibilidad y funcionamiento de las instituciones del Estado y el actuar de la industria salmonera" calificó Greenpeace el hecho de la que la Corte Suprema haya acogido un recurso de protección presentado por pescadores artesanales y organizaciones medioambientales de la Región de Los Lagos y que dice relación con el vertimiento de 9.000 toneladas de salmón en el seno de Reloncaví. 

En un fallo de carácter unánime, la Tercera Sala del máximo tribunal del país se encarga de criticar con severidad el actuar que tuvieron durante el vertimiento el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca), la Dirección de Territorio Marítimo y de Marina Mercante (Directemar), la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud y la Superintendencia del Medioambiente. 

La Corte Suprema indica, a propósito del contexto meteorológico en que se realizó el vertimiento, que "las instituciones involucradas omitieron desplegar alguna actividad que aminorara los efectos que esa condición climática, que era conocida con anticipación, podía producir sobre los cultivos acuícolas, como efectivamente sucedió, y en tan gran magnitud".
Compartir en Google Plus

Acerca de La Voz De La Costa