Matrón del Hospital Base de Osorno se refirió a uso de sala de parto intercultural

Hace unos años se inauguró la sala de parto intercultural del Hospital Base San José de Osorno, en la zona sur del país, en la que casi una veintena de mamás mapuche huilliche han dado a luz siguiendo sus tradiciones.
Desde el año 2001 y tras varios estudios universitarios que reflejaban las deficiencias del servicio de salud hacia las comunidades huilliche de la zona, el equipo de matronas empezó a trabajar en el proyecto. “Desde la década de los setenta en Chile no se permiten los partos en domicilios por las tasas elevadas que teníamos de muertes maternas y fetales. El Gobierno estableció que todos los partos tenían que ser en hospitales o con atención profesional”, destacó el matron Hugo Hornig

Dentro de las tradiciones que se respetan, la mayoría de las familias que acuden a la sala de parto intercultural solicitan llevarse la placenta para sembrarla en su comunidad junto con un árbol, ya que es considerada como el hermano gemelo del bebé que acaba de nacer y tiene alma y espíritu.
Gracias a este proyecto, las madres huilliche se sienten más empoderadas, fortalecidas, acompañadas y respetadas en su cultura. Así lo reflejan los relatos que escriben las mujeres tras el parto y que se recogen como una herramienta esencial para que el equipo clínico pueda ir mejorando en la asistencia con pertinencia cultural. Sin embargo, a juicio del matrón , todavía este servicio no alcanza su amplia capacidad de usuarias.
Compartir en Google Plus

Acerca de La Voz De La Costa

0 comentarios:

Publicar un comentario