Fiscalía formalizó a educadora de trato directo de lactante por cuasidelito de homicidio

Un nuevo paso dio la investigación en el denominado “Caso Sename”, luego que se formalizara la investigación en relación a la muerte de un lactante de 5 meses, ocurrida en un hogar de menores de Puerto Varas.
De acuerdo a lo señalado durante la audiencia, los hechos serían constitutivos de cuasidelito de homicidio, correspondiéndole a la educadora de trato directo que se encontraba a cargo del niño, participación en calidad de autora.
El Fiscal Regional de Los Lagos, Marcos Emilfork Konow fue quien expuso ante el Juzgado de Garantía de Puerto Varas los hechos registrados el 29 de Abril de 2015, solicitando que se imponga a la imputada el arraigo nacional, firma quincenal y la prohibición de acercarse al hogar en que ocurrieron los hechos, medidas cautelares que fueron otorgadas por el Tribunal.
Finalizada la audiencia, el Fiscal Emilfork indicó que “éste es un paso más de muchos otros  que vamos a dar en esta investigación”.
En cuanto a los hechos formalizados, en la audiencia se hizo presente que el niño C.A.V.G. había sido ingresado, por orden del Juzgado de Familia de Puerto Varas, al Centro de Diagnóstico Para Lactantes y Preescolares Hogar San Arnoldo dependiente de la Fundación Hogares de Menores Verbo Divino, que es un organismo colaborador del Servicio Nacional de Menores, “quedando, en consecuencia, desde aquel momento bajo su cuidado y protección”. 

El 29 de abril del 2015 en la jornada de la  noche, el lactante de 5 meses de vida se encontraba bajo el cuidado de la imputada V.F.V., como educadora de trato directo. De acuerdo a la formalización, ésta no siguió las instrucciones por ella conocidas, relativas a la forma de dar la alimentación a los lactantes, entre las cuales se contenía la expresa prohibición de dar mamadera a los bebés en sus cunas  acostados por el alto riesgo de asfixia de los niños. “No obstante ello, le dio al referido lactante alimentación con mamadera mientras el niño permanecía acostado en todo momento”. Una vez terminado el alimento, la mujer se habría retirado de la sala sin corroborar el estado del niño, regresando transcurrido más de una hora a la habitación, en la que lo encontró sin signos vitales en el interior de su cuna. La causa de muerte fue establecida como asfixia por bronco aspiración de contenido lácteo.  

A juicio de la Fiscalía estos hechos constituyen un cuasidelito de homicidio previsto y sancionado con el artículo 490 N°1 del Código Penal, imputando a la formalizada participación en calidad de autora. Se fijó un plazo de investigación de 90 días. 

Compartir en Google Plus

Acerca de La Voz De La Costa

0 comentarios:

Publicar un comentario