Zonas afectadas por lluvias vuelven a la normalidad

Tras la intensa lluvia que afecto durante todo el día domingo a la cueca del lago Llanquihue, y en donde la ruta CH-225 estuvo cortada en tres tramos, la zona está volviendo a la normalidad en forma paulatina.
 

Además se registró un alud en el sector de Cascada, que bloqueó el río, creando tres brazos, por lo que hubo que evacuar a 50 personas aproximadamente.
 

En Petrohué, se encontraban aisladas más de 350 personas, básicamente turistas que visitaban los atractivos de la zona.
Hasta el lugar llegó el Intendente(S) Juan Carlos Gallardo, junto al Seremi de Obras Públicas, Carlos Contreras, el Director de Vialidad, Jorge Loncomilla, el General de la X Zona de Carabineros, Jorge Karachon, quienes supervisaron los trabajos de reposición de la conectividad del sector y de esta forma permitir el paso de los vehículos y las personas aisladas, las que incluso fueron visitadas en el albergue dispuesto por el municipio.
 

Juan Carlos Gallardo, Intendente (S) destacó el trabajo realizado para retomar la conectividad “la ruta que conecta Petrohué con Ensenada, la ruta 225, durante las horas de la tarde se interrumpió en camino de la ruta en 3 puntos, así es que tuvimos que entrar de inmediato con toda la prioridad que era necesario a trabajar con maquinaria pesada, tanto de vialidad, como la municipalidad de Puerto Varas, el último punto estuvo despejado a las 23.30 hrs de la noche”, señaló.
 

En el caso de cascadas en la Comuna de Puerto Octay, funcionarios de Gobierno llegaron a reunirse con la comunidad y constatar en terreno los daños dejados por la salida de su cauce que experimentó el Río Blanco, por lo que la noche del  domingo hubo que evacuar en forma preventiva a una cincuentena de vecinos.

Tras la evacuación de cerca de 30 personas en la localidad de Las Cascadas, en la comuna de Puerto Octay, debido al desborde del río Blanco que anegó varias casas debido a las lluvias y que llevó a la Onemi a decretar Alerta Amarilla para las provincias de Osorno y Llanquihue, apareció como problema el AGUA POTABLE.

Así lo explicó la gobernadora provincial, Tabita Gutiérrez, al señalar que “la toma de agua ya no existe porque el río se la llevó, una matriz se rompió producto de los trabajos con la maquinaria para encausar el río, por lo tanto estamos con un inconveniente serio de agua”

“Sostendremos una reunión con el municipio y solicitamos camiones aljibes para toda la población. Todo el pueblo está sin agua, son 1500 a 1800 personas afectadas aproximadamente”, pormenorizó la gobernadora.

Compartir en Google Plus

About La Voz De La Costa

0 comentarios:

Publicar un comentario