Corte de Valdivia ordena a la Municipalidad de Puyehue y al Servicio de Salud de Osorno pagar indemnización por fallecimiento por falta de servicio

La Corte de Apelaciones de Valdivia confirmó el fallo de primera instancia que condenó solidariamente a la Municipalidad de Puyehue y al Servicio de Salud de Osorno, a indemnizar por concepto de falta de servicio  a Clinia Ríos Pacheco, madre de Jac Rubix Casas Ríos, quien falleció a raíz de un traumatismo encéfalo craneano, tras ser atendido en el Centro de Salud Familiar de Entre Lagos, el 4 de octubre de 2010 y derivado a su casa.

En fallo unánime , la Segunda Sala del tribunal de alzada –integrada por las ministras Ruby Alvear, Loreto Coddou y la fiscal judicial Gloria Hidalgo– confirmó la resolución dictada por el juez Luis Meza, del Segundo Juzgado de Letras de Osorno, que acogió la demanda de indemnización presentada por Ríos Pacheco por concepto de daño moral.

El fallo explica que: como reiteradamente lo ha señalado la Excma. Corte Suprema, la falta de servicio debe entenderse como “una deficiencia o mal funcionamiento del Servicio en relación a la conducta normal que se espera de él…” y de acuerdo a la prueba rendida , tanto documental, como testimonial, se ha acreditado que efectivamente así ocurrió.

La resolución que agrega: “De esta manera, la falta de servicio, en el presente caso, se traduce en que no se otorgó una atención médica eficaz y oportuna, al no determinar la gravedad de la lesión que padecía el paciente y de la cual fue advertido, lo que llevó a la Municipalidad de Puyehue a incurrir en falta de servicio puesto que el ilícito que afectó al usuario Jac Rubix Casas Ríos tuvo lugar mientras el médico a cargo de la atención primaria, se encontraba en dependencias de dicha Municipalidad y por otra parte, el Servicio de Salud de Osorno es responsable, igualmente, por ser el Cesfan de Entre Lagos parte de su red de atención de urgencia”.

Por lo tanto, concluye: “atendida la forma en que incurrieron los hechos, siendo la víctima una persona joven, proveedor del hogar donde vivía con su madre  CONFIRMA la sentencia apelada de tres de febrero de 2013 , con declaración que se condena a los demandados, en forma solidaria, a pagar a la actora la suma de treinta millones de pesos ($30.000.000) por concepto de daño moral”.
Compartir en Google Plus

About La Voz De La Costa

0 comentarios:

Publicar un comentario